Historia

Sperandio Bertolini llego de Italia y trabajó en el Tuñín de la Boca donde vivía y aprendía su oficio. Era viudo y tenía una hija llamada Hilda Marta Bertolini hoy doña beba. Unos años después contrajo matrimonio con Lucía Sala con quién tuvo dos hijos: Pedro y María Rosa.

2002-2005: ¡Estos años fueron muy difíciles y nuestra empresa no se mantuvo al margen! Corrieron lecop, patacones y varias monedas más. Con mucho sacrificio H. Bertolini S.R.L se mantuvo firme respecto a sus deudas y logró estabilizarse nuevamente, aunque en estos años no se hicieron mayores inversiones.

2006: Para este año se reama el laboratorio y apuesta firme al mercado minorista que había crecido muchísimo, como así también el mercado gastronómico.

2007: Aumenta el crecimiento en el mercado minorista y gastronómico. Se cerraron acuerdos para exportar a la Unión Europea y el norte de EE.UU. También comenzamos la fabricación con nuevas maquinarias.

2008: Año muy atípico, la empresa multinacional que se dedica a la producción de tapas y pasta tuvo un accidente: se incendió totalmente! Los planes que teníamos preparados para llevar a cabo tuvimos que postergarlos para el año 2009. La urgencia era abastecer la demanda junto con resto de las empresas Argentinas del mismo rubro. Hemos podido manejar esta situación a pesar de los problemas del campo y con la inflación en los productos muy grande perjudicando los bolsillos de los Argentinos.

Nuestra premisa ha sido siempre: la mejor calidad al mejor precio.